contacto

8 Ideas para disfrutar de las vacaciones familiares sin conflictos

Llegó el verano y con él más tiempo para pasar en familia. Algunas personas tenéis vacaciones y la inmensa suerte de poder pasar más tiempo con la familia, con vuestros hijos, pero últimamente he recibido algunos correos vuestros donde me preguntáis qué actividades podéis hacer con vuestros hijos ya que están demandando mucho vuestra atención y, a veces, en lugar de disfrutar de ese tiempo en familia en vacaciones, se está convirtiendo en momentos de enfrentamientos y disputas entre hermanos, entre vosotros y vuestros hijos…

En verano

Cada familia, cada niño, cada padre y madre y, en definitiva, cada persona, es diferente y tiene unas circunstancias particulares que nadie puede juzgar, de modo que es complicado dar unas pautas generales que sean efectivas para todas las familias. Lo que sí que puedo,a parte de deciros algunas actividades para disfrutar juntos que hemos hecho otros veranos y que compartiré con vosotros después, es explicaros cómo estamos enfocando las vacaciones este año desde la Disciplina Positiva para resolver de manera respetuosa los conflictos que van surgiendo al convivir con mis padres en la misma casa en el pueblo durante el dos meses y, os puedo contar que, no son pocos los conflictos porque los caracteres y las maneras de educar son muy opuestas.

1- Lo mejor que podemos hacer cuando intuimos que van a haber conflictos es, intentar evitarlos, es decir, intentar prevenir esas situaciones que sabemos que van a terminar con algún niño triste, llorando, enfadado, o con sentimientos poco positivos y agradables para los niños o para los adultos.

Os pongo un ejemplo, esta tarde mis vecinas (4 y 6 años) han decidido llevarse al parque del pueblo un carrito con un peluche y otro peluche en la mano.Hasta que hemos llegado al parque todo iba bien aparentemente, cada una llevaba lo que quería, se lo dejaban a mis hijos también… han llegado al parque y han comenzado los conflictos. La mayor no quería estar en el parque y se ha sentado malhumorada en un banco sin soltar el carrito de juguete, la otra ha soltado el otro muñeco y se ha ido a jugar a otra cosa, y la vuelta a casa ha sido una procesión de llantos, lágrimas y gritos porque las dos querían el carrito.

El tema no era el carrito en sí, sino que la que no quería ir al parque, estaba muy enfadada porque su abuela le había obligado a ir al parque porque su hermana pequeña sí quería ir, y lo único que podía controlar (ya que no le habían dejado tomar la decisión de no ir al parque) era tener el carrito que su hermana le acababa de quitar.

Cualquiera que haya visto eso desde fuera habrá pensado que era una pelea entre hermanas por un carrito, pero el motivo se venía fraguando desde hacía horas y no era el carrito en sí mismo. ¿Se podría haber evitado este conflicto? Yo creo que si hubiesen optado tal vez por salir a algún otro lugar a dar un paseo o a jugar, las dos hubieran estado bien y se podría haber evitado ese conflicto y el malestar de horas más tarde.

2- Hemos varias reuniones familiares (muy importantes en Disciplina Positiva) desde que estamos en el pueblo, una cada semana, en una acordamos qué responsabilidades iba a tener cada uno de nosotros en casa. Hicimos una lista de las tareas diarias que tenemos que realizar, y los niños eligieron de cual quería encargarse cada uno también dependiendo de su nivel de autonomía. El motivo de repartirnos las tareas entre todos  también es porque así los niños se sienten partícipes de la familia, sienten que pertenecen a una familia, que son parte de ella, y mejora su tan importante, sentido de pertenencia.

3- En otra reunión recordamos las normas de nuestra familia, que acordamos entre todos, y establecimos algunas nuevas para estas vacaciones ya que, al convivir con más personas, tenemos que adaptarnos todos y crear normas realistas que nos permitan tener una adecuada convivencia.

4- En la última reunión familiar, propusimos y elegimos qué queremos hacer estas vacaciones, dónde queremos ir, qué nos apetece hacer…  tenemos ideas de todo tipo, hacer senderismo, ir al río, leer diariamente, ir en tren a alguna parte… lo más importante, es que las hemos acordado entre todos y todos hemos aportado alguna idea, de manera que haremos algo especial para cada uno de nosotros este verano juntos. Hemos marcado en un calendario las fechas en las que tenemos vacaciones y podemos hacer estas actividades, de modo que los niños pueden ser más conscientes de cuantos días quedan para poder aprovechar al máximo el tiempo y prepararnos.

5- También hemos preparado unas rutinas para poder aprovechar mejor el tiempo cada día y, aunque la hora para levantarnos varía cada día dependiendo de cuanto hemos descansado por la noche, todos los días seguimos la misma rutina más o menos, de modo que tienen tiempo para poder pintar, jugar, descansar, comprar, bañarnos, leer cuentos… hemos hecho un horario y, aunque no saben leer todavía, como lo hemos hecho con dibujos lo entienden bastante bien.

6- Algo muy importante y que hacemos todos los días es ejercicio físico, no solamente andamos para ir a comprar o al parque, sino que todos los días intentamos dar un paseo después de cenar e ir en bici al menos durante media hora al día. Los niños NECESITAN MOVERSE y el día que no lo hacen, suelen generarse conflictos porque necesitan canalizar toda la energía que tienen. Por ejemplo, estos días que ha hecho tantísimo calor, sólo hemos salido de casa a partir de las siete de la tarde cuando comenzaba a refrescar, pues no tenéis ni idea de la cantidad de conflictos que se han generado en casa durante el día y que han desaparecido al salir un rato de casa y estar en movimiento.

7- Es necesario moverse y practicar algún deporte o hacer ejercicio físico pero, igual de importante es descansar, sobre todo para los niños. Hacer la siesta o dormir bien por la noche, descansando las horas que necesitan es de vital importancia para asentar los aprendizajes y para despertarnos de buen humor al día siguiente.

8- También intentamos algo fundamental, que no pase ni un solo día en el que nos riamos, nos demos muchos besos y abrazos y demos gracias por todo lo bueno que nos sucede y también por lo no tan bueno, porque nos ayuda a crecer.

A veces nos sentimos abrumados en cuanto a la crianza, sobretodo, en situaciones o temporadas especiales como periodos de vacaciones. Nos ponemos nerviosos y no sabemos cómo actuar, vemos que hay un abismo entre donde estamos y dónde queremos estar como padres y madres, pero si intentamos tener una actitud positiva e intentamos fomentarla en nuestros hijos (modelaje) a la vez que ponemos límites desde el amor, disfrutaremos de la crianza de nuestros hijos y de esos años tan bonitos y que tan rápido pasan.

¡Que paséis muy buen verano! Os dejo abajo algunos enlaces de actividades que podéis hacer este verano con los peques.

 

Si os ha gustado u os ha resultado útil esta entrada, por favor compartid ¡Muchas gracias!

También podéis seguir a happymama en InstagramPinterestTwitter y apuntaros a la newsletter de la home para no perderos nada.

Pintando sobre hielo, un lienzo borrable.

Rescate de animales en gelatina- Juego sensorial

 

Teatro de Sombras DIY- Una actividad para cada cuento, ¡Shhh! Tenemos un plan.

 

Impresiones de hojas primaverales- DIY

 

Un tesoro en el hielo. Juego sensorial.

 

Pintamos en la naturaleza- Juego sensorial

 

Fósiles de plantas congelados

 

DIY ambientadores caseros de lavanda

! Deja tu comentario

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.

¡Hola!
soy Happymama, mamá de mellizos a tiempo completo y maestra.

Enamorada de la vida, Montessori y la cocina.

¡Bienvenidos!

Cocinando en familia

Tutorial de nuestra mesa sensorial. Mesa sensorial DIY.

Tutorial de la mesa de luz DIY- Lightbox tutorial

Sígueme

Sígueme en tu correo
Madresfera
Colaboro con