Sígueme en Usuarios Contacto

Balada de una nariz rota

Las realidades con las que me he encontrado en las aulas siendo maestra durante estos años han sido de lo más variopintas y, algunas de ellas, abrumadoras. Cuando leí Balada de una nariz rota, una novela juvenil escrita por Arne Svingen y publicada por Gato Sueco no pude evitar volver a trasladarme mentalmente a esas aulas donde mis alumnos vivían situaciones no muy diferentes a las del protagonista.

Bart es un niño de 12 años que se alimenta con lo mínimo para sobrevivir y vive con su madre en un piso de protección oficial, pero no uno como los que existen aquí en España, sino uno donde da miedo vivir por el tipo de vecinos que tiene que dejan el suelo del rellano lleno de jeringuillas usadas, (aunque un vecino drogadicto se convertirá en uno de sus mejores amigos). La abuela de Bart les visita periódicamente con la finalidad de asegurarse de que su hija y su nieto siguen vivos. No conoce a su padre, pero sueña con poderlo hacer algún día.

Bart adora a su madre, es bastante consciente de lo que sucede a su alrededor, es muy maduro para su edad, pero aun así la quiere, aunque a veces le cueste, es un amor incondicional como el que todos los hijos tienen con sus padres y madres a pesar de los malos momentos y las dificultades. Es un niño que poco a poco va recobrando la ilusión por la vida y la esperanza conforme se van cruzando en su camino personajes que le hacen ver que todavía puede ser diferente para él.

La madre de Bart no trabaja y es alcohólica y obesa, sin embargo quiere lo mejor para su hijo y desde su punto de vista, lo mejor para Bart es aprender a boxear para defenderse en la vida. A pesar de esto, Bart obedece a su madre para hacerle sentir felíz. Su madre, es una mujer sobrepasada por la vida, derrotada, que se ha dejado llevar y que ha tenido una mala vida. Se da cuenta tarde de esto, sobretodo por su hijo, porque su vida es un desastre y eso afecta a su hijo pero si hay algo que le hace despertarse cada día, ese es Bart.

A Bart le fascina la ópera, su gran ilusión es ser cantante de ópera porque tiene una voz maravillosa. Canta en la ducha, en su casa, pero nunca delante de otras personas ya que siempre que lo intenta (aunque sea delante de su abuela), se bloquea y no le sale la voz.

En el colegio Bart no tiene muchos amigos, más bien se siente acosado por sus compañeros hasta que Ada, una compañera de clase, decide acercarse a él y conocerlo un poco mejor, lo malo es que ella no sabe guardar secretos y el estilo de vida de Bart y el suyo no se parecen en nada. Ada representa para Bart todo lo que él no tiene ahora mismo, una familia normal, que le quiere

Bart siente vergüenza de la vida que lleva, de su madre, de su casa… por eso prefiere relacionarse con cuantas menos personas mejor, así evitará que se descubra la cruda realidad que envuelve su vida.

Balada de una nariz rota es una novela juvenil que denuncia la realidad de muchas familias y niños, una realidad bastante dura donde vivir un día a veces resulta un milagro. Una novela escrita con un toque de humor que transmite un mensaje muy importante, no importa las veces que sientas que la vida te noquea, sino que lo importante es levantarte y afrontarla día tras día.

 

Si os ha gustado esta entrada por favor compartid y, si os apetece, escribirme un comentario ¡Muchas gracias!

También podéis leernos en  Facebook , Instagram y Twitter.

! Deja tu comentario

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.

¡Hola!
Soy Patri, esposa de un hombre maravilloso, mamá de tres peques a tiempo completo, blogger, maestra y autora del libro Cocinando en familia.

¡Bienvenidos!

Cocinando en familia

Tutorial de nuestra mesa sensorial. Mesa sensorial DIY.

Tutorial de la mesa de luz DIY- Lightbox tutorial

Sígueme

Sígueme en tu correo
Madresfera