Sígueme en Usuarios Contacto

Érase una vez un ratón. Ramiro Díaz

Algunos de vosotros recordaréis a Félix Rodríguez de la Fuente, otros no lo habréis conocido pero habréis escuchado hablar de él y, los más jóvenes, ni siquiera habréis escuchado su nombre. Benigno Varillas lo cita en el prólogo del libro “Érase un ratón”, escrito por Ramiro Díaz y publicado por Ediciones Rodeno.

“Las fábulas naturales tienen gloriosos antecedentes en los relatos de los más primitivos naturalistas que ha conocido nuestro Planeta: los cazadores del lejano Paleolítico. Junto al arte exquisito que el hombre primitivo derrochó en la construcción de sus herramientas de caza o en la decoración de sus cavernas, debió existir toda una literatura oral que se ha perdido para siempre.” Féliz Rodríguez de la Fuente, 1979.

Ramiro Díaz se define a sí mismo como naturalista, fotógrafo de la naturaleza y contador de historias, además, da charlas en colegios donde cuenta a niños historias de animales a través de sus fotografías mientras les enseña plumas de búhos, cómo esconderse debajo de una red de camuflaje… y dirige la agencia de marketing y comunicación F5 Interactiva.

Un buen día de invierno, Ramiro encontró un ratón en la leñera de su garaje, intentó hacerle una foto antes de invitarle a irse (y no, no es un eufemismo lo de “invitarle a irse” sino que realmente, los coge y los saca amablemente de su casa) y acabó fotografiando con fototrampas y escenarios con flashes a toda una familia de ratones que le sirvieron de hilo conductor para contar historias donde puedes descubrir la naturaleza y enamorarte de ella. Pero no sólo de ratones va el libro, sino que también hay personajes como sapos, ciervos búhos, zorros, pájaros, adultos, niños…

Ramiro Díaz narra veinte historias fantásticas recopiladas en “Érase un ratón” cuyos protagonistas principales son diversos tipos de animales y personas ilustradas con las más bellas fotografías reales de dichos personajes, con el bosque como escenario donde suceden las diferentes historias.

 

Hay dos detalles que me encantan y que, para mí, hacen especial este libro y son que todos los cuentos comienzan con letra capital y que al  final de cada historia hay unos párrafos que comienzan por la frase “En el bosque…” donde Ramiro explica algunos aspectos sobre los personajes del cuento o sobre cómo ocurrió en realidad esa historia.

 

 

Ramiro Díaz y Oscar Díez son los autores de las fotografías que aparecen en cada cuento, han fotografiado a animales salvajes en libertad y en su entorno para recrear estas bellísimas fotografías que dan vida a los cuentos que Ramiro Díaz ha querido recopilar las historias basadas en sus experiencias como fotógrafo de naturaleza con excepción de una antigua leyenda inuit que ha adaptado en su libro, además, ninguna fotografía es un montaje hecho con ordenador.

 

Podéis ver más fotos y vídeos de los personajes de este libro en Érase un ratón. aunque os adelanto que uno de los cuentos que más nos gustan es Berta y el príncipe por el mensaje que transmite.

 

Al final del libro hay un breve índice de los personajes que aparecen en el libro donde podemos descubrir su nombre científico así como alguna característica de cada uno de ellos y en qué página e historia encontrarlos.

 

Además, Ramiro Díaz nos explica cómo se realizaron las fotografías del libro detalladamente y algunos consejos para cuidar de los animales y no hacerles daño al entrar en sus hábitats. Podéis ver toda la obra de Ramiro en Fotosensible.

Es un libro precioso, donde las historias que cuenta se asemejan a las fábulas, con diferentes mensajes que los niños de cinco años como mis hijos captan sin dificultad. Preciosas historias y bellas fotografías reales que te permiten trasladarte hasta los bosques y escenarios donde fueron tomadas y que transmiten todo el respeto y amor que la naturaleza merece además de significar una importante lección sobre cómo conocer y cuidar a los animales y el medio ambiente.

Érase un ratón se presenta en un formato de tapa dura, con sobrecubierta, 104 páginas y un tamaño de 17×24 cm. Podéis comprar Érase un ratón en este enlace.

 

Os lo recomiendo si como yo tenéis niños pequeños que siempre quieren saber más sobre los animales o si simplemente sóis de los que sois felices escuchando y viendo el agua de un río correr, escuchando a los pajarillos cantar al despertaros… y queréis transmitirles esa admiración que sentís por la naturaleza a vuestros hijos como a mí me la transmitió mi padre y como yo quiero transmitírsela a mis hijos.

 

Si os ha gustado u os ha resultado útil esta entrada, por favor compartid ¡Muchas gracias!

También podéis seguir a happymama en InstagramPinterestTwitter y apuntaros a la newsletter de la home para no perderos nada.

 

 

! Deja tu comentario

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.

¡Hola!
soy Happymama, mamá de mellizos a tiempo completo y maestra.

Enamorada de la vida, Montessori y la cocina.

¡Bienvenidos!

Cocinando en familia

Tutorial de nuestra mesa sensorial. Mesa sensorial DIY.

Tutorial de la mesa de luz DIY- Lightbox tutorial

Sígueme

Sígueme en tu correo
Madresfera