contacto

Expresar, descubrir y hablar de nuestras emociones.

¡Qué importante es saber decir lo que uno siente! Hoy en día se habla mucho de la educación emocional. Parece que “está de moda” pero es que… ¡es tan importante saber expresase y saber qué le ocurre a uno! Hace poco leía, si a los adultos nos cuesta… imaginad a los niños… y es cierto.

Esta semana nos hemos divertido con un juego que hacía algunas semanas que no utilizábamos, se llama Juguemos con las Expresiones. Es un juego tipo memory que trabaja las diferentes expresiones y por lo tanto, las emociones. Lo compré hace muchos años en una tienda que me encanta: Chiki kauri. Es una tienda curiosa (o por lo menos para mí). Venden muebles muy bonitos y juguetes preciosos. Hace poco la dueña, que es encantadora y muy amable, me decía que igual venden los muebles para una habitación que un Arco Iris Waldorf. Este juego es el primero que compré en esta tienda, hace ya algunos años, y lo he guardado con mucho cariño. A nuestro gran niño le encanta. Le llama el juego de las caras.

Juguemos con las expresiones

Juguemos con las expresiones

Este juego tiene cuatro tablas de madera con seis imágenes de diferentes caras con distintas expresiones y fichas individuales, también del mismo material, con esas mismas caras.

 

Diferentes maneras de jugar:

Cada uno elige una tabla de madera y en el centro ponemos boca abajo las fichas individuales. Se trata de que cada uno complete su tabla de expresiones. Cuando es mi turno, levanto una ficha individual y digo cómo está el niño del dibujo: está triste, sorprendido, enfadado, etc… Si la cara que he levantado está en mi tablita de madera, me quedo la ficha. Si no está, la vuelvo a poner boca abajo. Para poder quedármela tiene que ser, el mismo niño o niña y la misma expresión.

Jugando

Jugando

Una variante a esta manera de jugar es hacer corresponder sólo las expresiones de los niños. No hace falta que sea el mismo niño. Sólo hacemos coincidir la expresión.

Otra manera de jugar, que es la que hemos utilizado esta semana, es un poco más desarrollada. Ponemos las fichas individuales en el centro, cada uno tiene su tabla. Cuando uno tiene el turno, levanta una de las fichas del centro, dice cómo está el niño y por qué. Por ejemplo:

Expresiones

Expresiones

  • Este niño está triste porque se ha caído y se ha hecho mucho daño.
  • Esta niña está pensando en comerse una hamburguesa.
  • Este niño no quiere comerse el pimiento, le da asco.
  • Este niño está alegre porque está jugando con sus papás.

 

Emociones

Emociones

  • Esta niña no quiere recoger y se ha enfadado.

 

Y así van saliendo y saliendo… ¿Por qué me gusta jugar con este material? Porque inconscientemente trasladamos nuestros sentimientos, emociones, pensamientos… a esas caras y descubres cosas realmente interesantes.

Este material lo utilizo especialmente cuando sé que le puede ocurrir algo a nuestro gran niño, aunque hay veces, cuando después de trabajar un ratito, le digo, elige un juego. Ésta es su elección. Esta semana por ejemplo, le tuvimos que dar una noticia que no le gustó mucho. Hablamos de ello, en el momento de dar la noticia y por la tarde, después de haber trabajado un poco de lectoescritura pidió jugar al “juego de las caras”.

Es cierto que a nuestro gran niño no le cuesta mucho hablar de las cosas que le pasan en el día a día, pero hay ciertos temas que los tiene más guardados. Suelo poner este ejemplo: en su interior tiene muchas “cajitas” claramente diferenciadas, hay algunas que las abre y las cierra sin ningún problema con nosotros, pero con otras tiene más dificultad. Supongo que como a todas las personas… Y con estas “cajas” más complicadas este tipo de juegos ayudan mucho.

Un abrazo, ¡hasta la próxima!

 

Si os ha gustado u os ha resultado útil esta entrada, por favor compartid ¡Muchas gracias! Tal vez pueda interesarte también ésta otra:

 

Una actividad para cada cuento-Cómo el Monstruo de colores nos ayudó a identificar nuestras emociones

También podéis seguir a happymama en InstagramPinterest, Twitter y apuntaros a la newsletter de la home para no perderos nada.

 

Os recuerdo que está a la venta Cocinando en familia, mi libro de cocina para niños inspirado en Montessori. Si queréis tenerlo en casa y poder practicar muchas recetas con vuestros peques a la vez que fomentáis su autonomía, podéis comprarlo en este enlace.

Cocinando en familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola!
soy Happymama, mamá de mellizos a tiempo completo y maestra.

Enamorada de la vida, Montessori y la cocina.

¡Bienvenidos!

Cocinando en familia

Nuestra mesa sensorial

Tutorial de la mesa de luz DIY- Lightbox tutorial

Sígueme

Sígueme en tu correo
Madresfera
Colaboro con