Sígueme en Usuarios Contacto

Queso y ratón de madera para coser

Como os he contado en otros posts, mi peque no tiene muy desarrollada la psicomotricidad fina, es algo que no hemos podido trabajar mucho hasta ahora pero estamos en ello en sus recientes dos añitos.

A parte de hacer trasvases al más puro estilo Montessori, jugar con plastelina y demás ideas caseras, nos hemos hecho con este juguete para enhebrar que le encanta, tanto, que hemos regalado uno igual a la hija de unos amigos que tiene la misma edad.

El juguete es sencillo aparentemente, una pieza de madera en forma de cuña de queso con agujeros tipo Gruyere unida a una cuerda con un palito de madera simulando un ratón para enhebrar en cada agujero.

Pero ahí está la palabra clave, aparentemente. El juguete es de lo más completo y versátil para trabajar la psicomotricidad fina y otras habilidades, os cuento cuales.

  • Mejora la motricidad fina. Los músculos de la mano y de los dedos se desarrollan al sujetar con firmeza el ratón y el queso, rotar las piezas para encajarlas…

  • Aumenta su capacidad de concentración. Encajar el ratón por cada agujero hasta que se acaba el hilo y después deshacer el camino trazado, requiere una gran capacidad de concentración ya que no es nada fácil reconocer cual es el agujero por el que ha pasado previamente el ratón para descoserlo ¡es más fácil coserlo que descoserlo!

 

  • Prepara para la escritura. Sujetar el ratón correctamente es muy parecido a sujetar el lápiz en la posición adecuada, de manera que si mostramos a los niños cómo sujetar la pieza de madera que simula el ratón como si fuese un lápiz, irán interiorizando la posición correcta para sujetar el lápiz cuando comiencen a escribir.

 

  • Comunica los dos hemisferios del cerebro ya que sujetar con una mano el ratón y con otra el queso y realizar los movimientos que permiten enlazarlos con el hilo, favorece que las dos zonas del cerebro se comuniquen para coordinar los movimientos de las manos.

 

  • Facilita la adquisición de vocabulario nuevo. Conforme iba “cosiendo” el queso, íbamos contando los agujeros por los que entraba el ratón “uno, dos, tres, cuatro…” de manera que el peque va aprendiendo los números sin darse cuenta.

 

 

 

El precio es más que asequible y simplemente por las horas de diversión que le ha aportado, ya merece la pena, creo que es uno de los juguetes que está en mi top10 para esta edad, si queréis, podéis encontrarlo en la tienda Bonicos en este enlace.

 

Si a vuestros peques les gusta cocinar y os gusta pasar tiempo en familia, os recuerdo que está a la venta Cocinando en familia, mi libro de cocina para niños inspirado en Montessori. Si queréis tenerlo en casa y poder practicar muchas recetas con vuestros peques a la vez que fomentáis su autonomía, podéis comprarlo en este enlace.

Cocinando en familia

Si os ha gustado u os ha resultado útil esta entrada, por favor compartid ¡Muchas gracias!

También podéis seguir a happymama en InstagramPinterestTwitter y apuntaros a la newsletter de la home para no perderos nada.

 

! Deja tu comentario

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.

¡Hola!
Soy Patri, esposa de un hombre maravilloso, mamá de tres peques a tiempo completo, blogger, maestra y autora del libro Cocinando en familia.

¡Bienvenidos!

Cocinando en familia

Tutorial de nuestra mesa sensorial. Mesa sensorial DIY.

Tutorial de la mesa de luz DIY- Lightbox tutorial

Sígueme

Sígueme en tu correo
Madresfera